miércoles, septiembre 13, 2006

EL PARAÍSO SOBRE LOS TEJADOS


Bastaron los tejados para entender la dicha:
ese rumor de luz cayendo tibiamente sobre el mundo.


Imagen: Tejados de Florencia y el Duomo, despertando en agosto.

1 comentario:

viernes dijo...

bello comienzo para un poema alegra, hay tanta verdad oculta en los tejados...
un beso