domingo, marzo 11, 2007

11-M


EL VIAJERO


Cuando regreses,

sabrás que arrancaron la voz y la piel a mi ciudad,

su huella de luz,

el sol que amanecía.

Te contarán que hubo trenes que atravesaron el humo

y esta memoria extraña de la muerte

alumbrando el andén alrededor del día.


Cuando regreses,

no mires el espanto, las estatuas heridas,

el silencio tembloroso

de una mañana rota, perdida entre la lluvia.


Todo eso te mirará a ti, pidiéndote palabras.


Regresa aquí, viajero,

renace esta ciudad con tu presencia,

puebla de amapolas los andenes y borra esta ceniza.

Ámala como antes.

Madrid era un día donde yo te esperaba...


M.L.V


5 comentarios:

viernes dijo...

excelente verso final y bella imagen para hablar de memoria...
un beso

Nochestrellada dijo...

Yo tambièn me identifico mucho con la constante de Benedetti, el olvido y la memoria han dejado huellas imborrables en mi vida...
Y encuentro algo de eso en los versos de hoy...me gustò mucho...
saludos

javier dijo...

escuchala
es Nefeli
tocada al piano por ludovico Einuadi
un beso de javier
07nefeli.wma (2.04 MB)

maría nefeli dijo...

Javier, aunque no pude oir la canción ,te agradezco que me hayas dado a conocer a este pianista. Me estoy acercando a su música y es preciosa. Muchas gracias.

ribga dijo...

muy bonito poema...la desolación lluviosa,el llanto de la ciudad rota...amapolas en el andén,renacimiento...y la vida sigue...

un beso