viernes, septiembre 07, 2007

El viaje


Viaje


Una estación de andenes cansados.
De difícil crepúsculo.
Imagino que soy un pasajero
de los que bajan aquí. Imagino
que me estás esperando en otra casa.
Cuando el tiempo se acaba, soñar es desolado.
Estoy pensando en ti dentro de un tren
parado en la estación
de una ciudad en la que nunca he estado.

El tren arranca y pasa ante unas casas.
Detrás de una ventana iluminada
distingo un interior: es un instante
con la vaga sospecha de unas vidas.
Tampoco es mucho más lo que yo sé
de lo que hemos llamado nuestro amor.

Joan Margarit



Imagen: Estación de De Haan, Bélgica, abril de 2004.


..................................................................................................................................................


Cosas que nos hacen llorar cuando nadie nos ve...

1 comentario:

viernes dijo...

a mí, las estaciones también me parecen no-lugares hermosos, fuente de lo inexpresable...
besos