sábado, diciembre 22, 2007

Regresso



Pudesse eu


Pudesse eu não ter laços nem limites
Ó vida de mil faces transbordantes
Para poder responder aos teus convites
Suspensos na surpresa dos instantes!


Sophia de Mello





Ahora que comienza a marcharse el año para reafirmar su condición de pasajero temporal en nuestra vida, esta mañana, en mi eterno mundo de metros y calles, escuchaba esta canción, como desde hace días en el silencio de la habitación de mis libros, y leía este poema que siempre me marcó tanto, aunque jamás hablé de él...

Regresan los inventarios, la certeza de que diciembre es un mes-estación-de-tren en el que nadie llegará porque nosotros somos quien marchamos hacia otro viaje, somos los viajeros. Fluctúo, oscilo, en la sorpresa de los instantes y los regresos hacia una ciudad que busca ser habitada.
Como dice el estribillo de la canción: "Hoje eu vou fingir que não vou voltar .Despeço do que mais quero.Só para não te ouvir dizer que as coisas vão mudar amanhã..."
y, siempre, se regresa...




1 comentario:

viernes dijo...

cidade da que lembro o passado que não conheci, que estranhamente foge de inventários e da que sempre foi regresso e encontro, ou o sonho do instante surpreendido do poema da sophia...

um beijinho