domingo, marzo 16, 2008

Días


Suena desde hace días esta canción hermosa y exacta que tanto me emociona:



HERRUMBRE

Simple luz
que invade la tarde gris
y algunas hojas caen
sobre la vía.
El frío es el abrigo
que calienta.
El corazón helado
cuando ventea
moviendo el agua
abandonada.
Restos de sueños
sobre un nuevo día,
amores en los vagones,
vagones en los raíles.
Parece que quien parte
es la vía,
quien no viéndote te vigila
hecho madre,
hecho madre
que duerme mirando a los hijos
con los ojos en las vías.
Y en el misterio
solitario de las plumas
se ve la vida corriendo parada
como si no existiera llegada
en la tarde distante.
Herrumbre
o nada.



FERRUGEM


Mera luz que invade a tarde cinzenta
e algumas folhas deitam
sobre a estrada
O frio é o agasalho que esquenta
O coração gelado quando venta
movendo a água abandonada
Restos de sonhos
sobre um novo dia
amores nos vagões
vagões nos trilhos
Parece que quem parte
é a ferrovia
Que mesmo não te vendo te vigia
Feito mãe
Feito mãe
que dorme olhando os filhos
com os olhos na estrada
E no mistério solitário da penugem
vê-se a vida correndo parada
como se não existisse chegada
Na tarde
distante
Ferrugem
ou nada.



Imagen: Estación de Lavapiés (Madrid), esperando el regreso a casa. Hace poco.

6 comentarios:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

me perdí en tu laberinto, y me quedé...

OLISSIPO dijo...

Me gustan tus versos y tu imagen. Es la espera en movimiento. Gracias por tu visita.

Nochestrellada dijo...

Bienvenida!
ya se te extrañaba...
hermosa letra...
un beso

rubén dijo...

Restos de sueños sobre un nuevo día, sí.

viernes dijo...

es muy bella letra y canción, te deseo felicidad estos días en las calles de Cortázar...
un beso

samsa777 dijo...

Hermoso, y frío, y desgastado.

Fantástico.