lunes, noviembre 07, 2011

Elegía en Portbou


Como si pudiéramos nombrar
y decir la palabra que nos hace horizonte,
la voz perseguida en el oscuro fulgor del exilio,
en los heridos por el incólume milagro de la esperanza,
la que fue
trabajosamente transmitida en la larga noche oscura
comparando analogías, limpiando textos, tejidos,
huesos, fragmentos de una claridad cegada,
alzado lance de amor que restituyera el mundo,
creara sentido y anunciara el retorno de los disueltos,
los olvidados en humo y tierra:
trozos de adobe que ahora se juntan, recomponen
la vasija, el cántaro roto de la vida y el agua
regresa, el cuenco es espacio donde habita el ser,
fluye, acaricia la rugosa convexidad que todo contiene,
es presente que se perpetúa, se hace espliego o retama,
es pájaro, burro, piedra, esperanza niña
o crepúsculo que se extiende y nos roza
como sorpresa, límite, encarnadura que suena
y resuena, como música tendida en el infinito,
como olas de un tiempo detenido, un mar
sin orillas donde a su origen regresan los ríos,
vaivén de espuma o viento, notas de cristal
que ahora chocan, se propagan, encienden
el presente de la reconciliación y nuevos
nos juntamos, atravesamos silencios,
palpamos alma, materia, palabras.


Antonio Crespo Massieu: Elegía en Portbou (Bartleby, 2011).

Imagen: "Memorial de Walter Benjamin". Portbou (Girona), agosto de 2008.

Suena: Lost song (pinchar sobre el título para escuchar), de Olafur Arnalds.

7 comentarios:

viernes dijo...

cada vez es mejor este libro: no se acaba de leer ni de escribir... Un beso

Miguel Veyrat dijo...

Poco a poco "Elegía en Portbou" va ganado lectores, como agua que horada la piedra. Os dejo con un abrazo mi comentario publicado en http://www.ojosdepapel.com/Index.aspx?article=4061

La muñe dijo...

Muy buen blog. Yo escribo, desde los 10 años. Te voy a decir que aunque a veces la autoestima y valoración propia de tus escritos sea escasa o nula, nunca dejes de escribir. Siempre va a haber alguien a quien le guste, que se sienta identificado...aunque sea por esa única persona en el mundo, no dejes de escribir. Y no prives al mundo de tu arte que es único. Por favor lee, comentá y votá mi blog (mily-luna.blogspot.com). Con tu ayuda quizás pueda concretar mi sueño de publicar un libro. ¡Ayudame a difundir mi blog! Hasta pronto.

Purgatio dijo...

hola! transformo muñecas
http://postkekas.blogspot.com/
contacta conmigo,gracias

cessione del quinto dijo...

Me encanta tu blog, acabo de descubrirlo y prometo volver pronto. Me transmite nostalgia y esperanza a la vez, que bonitas palabras las referidas a Portbou. Un abrazo desde Italia.
Sara M.

Sara Rivero dijo...

Qué lindo! Muy buen blog, volveré pronto :D

César Barrio dijo...

Nació después la imaginación alfarera. Arkhé y tékhne nunca estuvieron tan vitalmente asociadas como en la memoria panzuda del primer cuenco. Del primer cuento.

Claire Lejeune
El libro de la hermana

Me alegra que te gustara el texto de Kiefer. Gracias por el recibimiento.