sábado, julio 07, 2007

Recuerdos de biografía


Aunque parezca extraño y parezca romperse el tono de este blog, hoy me invade la nostalgia. Anoche sonó en un coche en el que iba una canción que me trajo a la memoria un año lejano: 1997, año en que María Nefeli, ante una crisis profunda y seria de futuro y presente, abandonaba en pocos días la carrera de derecho, se sumergía cada vez más en la poesía de la ciudad, descubría a Elytis y Javier Egea y sabía bien hacia dónde no ir, mientras que no sabía bien hacia dónde ir. 1997, año de mis primeras y largas nocturnidades hasta el amanecer,rodeada de rostros noctámbulos, música alta, vodka con naranja y muchos coches por Madrid. Año en el que esta canción era testigo continuo de esa nocturnidad:




Ayer sonreí al volver a escucharla y sin todas aquellas cosas yo no sería la memoria y el presente que ahora soy. Aquí comienza un "revival" lleno de nostalgia e incluso ternura al verme con esa música de fondo...

Ahora el presente es otro, también el futuro (incierto en el nombre de las ciudades: prioritaria Madrid, continua Atenas, esperada estancia en París...), desaparecieron el vodka con naranja, el abandono de carreras de derecho y pude terminar viviendo para siempre en Atenas hace años y en Budapest hace muy poco tiempo (pero apareció Cavafis para recordarme que "vayas donde vayas la ciudad irá contigo..." y no abandoné Madrid).

1997, cuando yo decía cosas como: "Regresas a la noche..." mientras sonaba esta canción de fondo...



3 comentarios:

viernes dijo...

felicidades por el regreso... el regreso eres tú...

un beso

u dijo...

cómo fue la presentación, querida?

Nochestrellada dijo...

tiempo sin pasar por estos senderos...

nostalgia...melancolía...recuerdo
melodías que acompañan...
bellas imágenes...

que estés bien...
saludos