miércoles, marzo 08, 2006

Lo que queda de mí

(¿Por qué, después,
lo que queda de mí
es sólo un anegarse entre cenizas
sin un adiós, sin nada más que es gesto
de liberar las manos?)

Julio Cortázar

1 comentario:

Labyrinzos dijo...

Yo te lo cuento: porque la casa estaba llena de demonios, y sale uno a recorrer los paraderos, y te pones nombres, y montas en un dragón, y recorres la cosmopista.
Pero cuando ellos volvieron, Carol Dunlop murió. Y Julio con ella, aunque siguió respirando justo un poquito más.