viernes, abril 07, 2006

Cuartos alquilados


Buenas tardes, que desea? Es aquí, sí, haga el favor de cerrar la puerta, si? el señor quiere ver la habitación? es una persona sola? Muy bien. Haga el favor de entrar, es por aquí. Desbordado de luz, limpio, arreglado, con buena cama, colchón suave, mire, mire, no sea tímido! Armario para la ropa, una buena alfombra... no es nueva pero está bien, es de los buenos tiempos, para durar, como en los buenos tiempos. Aquí donde el señor lo ve, esta alfombra ya tiene casi un palmo de edad. El tiempo llega para todos y para todas las cosas... la edad ya casi se la ve, y aunque todavía está alta y suave, los colores ya se le van, pero al señor que más le da? No es en el color de la alfombra que el señor encuentra comodidad! Es en la cama, el armario, la mesa, la silla, la cómoda con cajones... de madera auténtica, buena cosa, se lo garantizo... de los viejos tiempos, cuando las cosas y los muebles eran de valor, nada de plásticos, nada de mezclas de madera en tablitas, yo lo se, la prensada, es como le digo, prensada... Nada, de eso quiero yo aquí, todo esto es sólido, enterito, vea, no sea tímido!Cómo? el precio? Mire, mi señor, esto es así: son trescientos cincuenta escudos, con servicio de cuarto de baño, pequeños almuerzos aparte, veinticinco tostones al día, en caso que esté interesado. Comidas no doy, que son más pérdida que ganancia... al precio de las cosas. Y, si no quiero saldo en contra, tampoco quiero ser explotadora. Porque si alquilo habitaciones, es más como ayuda, no para enriquecerme... Que yo, si quisiera ser rica, no alquilaría cuartos... hasta mi sobrina me daría lo que quisiera, con sólo pedírselo. Con el marido que tiene, era sólo pedirlo... Y los matrimonios que tuve y que desperdicié, porque no me satisfacían... Es el destino, el mío es alquilar habitaciones, el suyo vivir en cuartos alquilados.


Fernanda Botelho ("Sherezade y los otros")

Cuadro de Vilhelm Hammershoi.

2 comentarios:

viernes dijo...

es triste eso de los destinos marcados, también lo de los contratos de arrendamiento... el texto es bonito, desde aquí una llamada a las ventanas sin persianas, un beso de sábado con luz

Luna M. dijo...

hola!!!