sábado, noviembre 25, 2006

Nikiforos Vrettakos (Grecia, 1912-1991)


EXALTACIÓN

Mi alma como el cielo, como el océano, como el mar,
se desata esta noche en el infinito, sin encontrar descanso.
Rompió e hizo saltar los lazos a su alrededor
mi alma cálida como el cielo, como el océano, como el mar.

Como una galaxia interminable arrastro al universo hacia la danza.

Sol tras sol derrumbé, cúpula tras cúpula destruí;
y soy como un infinito, enorme mar azul,
donde sobre mí los estrechos cielos no arropan el agua.

2 comentarios:

ribga dijo...

es sencillamente precioso...ruptura de los límites hacia el infinito...
un beso.

viernes dijo...

como palabras que trascienden su significado, o espíritus que superan su cuerpo...
un beso