lunes, enero 28, 2008

Apunte


APUNTE


Mi alma se rompió como un jarrón vacío.
Cayó escaleras abajo.
Cayó de las manos de una criada descuidada.
Cayó, y se hizo más pedazos que loza había en el jarrón.

¿Tontería? ¿Imposible? ¡Yo no sé!
Tengo más sensaciones que cuando me sentía yo.
Soy una dispersión de trozos sobre un felpudo sin sacudir.

El ruido hecho al caer fue como de jarrón al romperse.
Los dioses que hay se asoman a la barandilla de la escalera.
Y contemplan los pedazos que su criada hizo de mí.

No os enfadéis con ella.
Sed tolerantes con ella.

Jarrón vacío, ¿qué era yo?

Miran los pedazos absurdamente conscientes,
más conscientes de sí mismos, no conscientes de ellos.

Miran y sonríen.
Sonríen tolerantes a la criada involuntaria.

Se va extendiendo la gran escalinata alfombrada de estrellas.
Un pedazo brilla, por el lado de su exterior lustroso, entre los astros.
¿Mi obra? ¿Mi alma principal? ¿Mi vida?
Un pedazo.
Y los dioses lo miran especialmente,
pues no saben por qué ha quedado allí.

Fernando Pessoa


Suena y sonó todo el fin de semana mientras corregía: http://www.youtube.com/watch?v=O7X6bP7aiTI&feature=related


Imagen: "Melancolía" de Edvard Munch

6 comentarios:

rubén dijo...

Munch y Pessoa juntos, bien.

viernes dijo...

pessoa cantado y escrito, yo también sé de memoria esa canción... me gusta que hasta los dioses se sorprendan cuando brilla una ciudad,

un beso

Nochestrellada dijo...

Me gusta tu elección...
debo confesar que conozco más la obra de Munch que de Pessoa, perola que conozco me alcanza para saber que gusta su manera de transmitir...

Que estés bien...
hasta la próxima...
saludos

ana dijo...

A mi me pasa con frecuencia

Enredada dijo...

que decir de Pessoa!!!
GENIAL!!!!
abrazos
Rox

samsa777 dijo...

Fragilidad de alma. Silencio en la derrota.